domingo, 24 de julio de 2016

LOS CAZAFANTASMAS (1984). Un producto único.


Estos días anda en el cine el reboot/remake/secuela de los Cazafantasmas. De hecho posiblemente muchos ya la habréis visto. Yo no. Ni intención que tengo, al menos a corto plazo.

Pero mi rechazo hacia la nueva película no es por un ataque de abuelo cascarrabias que cree que todo lo nuevo apesta y blablabla. Sino porque es una película que no me dice nada, ya que todo lo que me tenía que aportar Los Cazafantasmas, me lo dio la película de 1984.

La última vez que la vi sería hace cosa de un año, por lo que puedo decir que la tengo más o menos reciente en mi memoria y la vez anterior que la visioné fue hace cerca de 16 años. En estos años de diferencia, siempre la recordé con gran fascinación y para mi sorpresa, después de volver a verla me gustó mucho más aún de lo que jamás me había gustado. Y es que este film no está considerado como obra de culto por nada.

Así que llegado a este punto, pensando en lo innecesario del remake, he estado analizando los puntos que creo que hacen de Cazafantasmas una obra tan especial y única. Aspectos que la han imbuido de una personalidad propia que posiblemente no tendrá en absoluto la nueva película y por ello no le llegará a la suela de los zapatos. Y si alguien ya la ha visto y quiere corregirme, por favor, no os cortéis:


Antes de nada, podría hacer una entrada infinita hablando de todas las curiosidades que rodean al rodaje de Los Cazafantasmas, pero no me veo con ganas ni tiempo para hacerlo, aunque mencionaré alguna. Pero todas esas curiosidades se pueden englobar en los siguientes puntos que en conjunto crearon la leyenda de los Cazafantasmas.

"A por ella Ray"


UNA PRODUCCIÓN COMPLICADA.

Dos puntos: El presupuesto era pequeño para una película que necesitaba de muchos efectos especiales y los plazos para acabarla eran muy cortos. Pero aún así el enfoque de estas trabas por parte de su director fue muy positiva, pues eso significaba que le daban luz verde a su proyecto. Nunca lo vio como algo malo.

Además, es bien sabido que hay ciertos directores que funcionan mejor bajo presión y Ivan Reitman demostró ser uno de ellos. Fue capaz de llegar a pintar un cacahuete de color verde y montarlo en los fotogramas para hacer algunas de las escenas de Moquete y que no lo vieramos.

Por otro lado, para poder rodar en algunos exteriores se necesitaban de permisos que tardaban en concederse más tiempo del que disponían. Así que con la implicación y apoyo de todos los componentes (actores incluidos) se lanzaban a la calle a grabar mientras eran perseguidos por personal de seguridad (escena que aparece en la película) y recibían cuantiosas multas.

"¿Tú nunca has estudiado verdad?"


 CON LA IMPROVISACIÓN POR BANDERA

Y esto viene unido principalmente a un único hombre: Bill Murray. Le dieron todas las libertades para que moldeara a su personaje, aspecto que emocionó tanto al actor que el personaje de Peter Venkman y Bill Mulray llegaron a ser uno mismo. No solo se inventaba frases enteras, sino que estas desembocaban en diálogos entre los actores que quedaron en el metraje final y que resultaron convertirse en los más icónicos. 

Ejemplo: Cuando Peter se pone a tocar el piano en la casa de Dana. Los actores ahí presentes se le quedaron mirando porque no estaba en el guion, a lo que Bill Murray contestó "Detestan que haga esto". Y ahí se quedó.

Pero otros momentos, como cuando están en la biblioteca y se cae una estantería, parece ser que se cayó sola y los tres protagonistas se asustaron de verdad. Bill Murray enseguida improvisó y dijo "¿Os ha ocurrido alguna vez?" y la toma se dio por buena.

O finalmente, cerca del climax de la película -una de las primeras escenas en grabarse-, cuando van a subir al edificio de Dana y la gente de la calle empieza a gritar "¡Cazafantasmas! ¡Cazafantasmas!" eso no estaba en el guió tampoco. A alguien de la masa le daría por gritarlo y al resto por repetirlo. No solo se mantuvo esa euforia espontánea, sino que fue determinante para elegir el título de la película.

Con esto quiero decir: Cuando hay tanto dejado a la improvisación y a lo espontaneo y está bien integrado, deja de existir la actuación y se queda la naturalidad.

"Detestan que haga eso"


SE TOMA EN SERIO A SÍ MISMA.

Como he dicho, el director hizo Los Cazafantasmas desde la pasión. No buscaba contentar a los productores o hacer un producto comercial, sino crear su película. Por ello nos encontramos con un film que desde el humor, sabe dar miedo. O lo sabía dar a las juventudes de su década. Los Cazafantasmas no es un chiste mal llevado.

Escenas como la del fantasma de la biblioteca o todas las relacionadas con los perros del infierno hacían apretar el culo a los que la vimos en su época. Las escenas oscuras como la posesión de Dana son verdaderamente opresivas y acongojantes.

Repito, Los Cazafantasmas quisieron ser divertidos y terroríficos a la vez y lo consiguieron.



Por todo esto, y muchos otros pequeños aspectos, no creo que el remake de Los Cazafantasmas pueda hacer justicia a la obra original, porque probablemente actúe de forma absolutamente contraria a los tres puntos que he mencionado:

  • Es una película hecha por encargo y no la visión de la obra de un director.
  • No habrá ni libertad creativa ni de actuación -aunque si no se sabe implementar bien casi que mejor que no la haya-
  • No se tomará en serio a sí misma. Su objetivo será contentar a los fans transformando la película en una parodia de la obra original. O eso me temo.
Los Cazafantasmas de 2016 puede que sea una película entretenida -ojalá lo sea-, pero seguramente sea a su vez innecesaria. No mejorará nada de lo que nos ofreció la versión original.


2 comentarios:

  1. No sé si te equivocarás, pero no o averiguaré en tiempo. Desde luego, no contarán con mi dinero como validación de un remake innecesario. Los Cazafantasmas es genial hoy y hace 32 años, así como reconozco que la segunda es mucho peor.

    El reparto era bestial. Bill Muray era impresionante, sí, pero Dan Aykroyd y Harold Ramis también está a la altura y, además, escribieron la historia. Luego se descubriría que Harlod Ramis era un director de comedia sensacional. Sigourney Weaver y Rick Moranis están también sensacionales. Canción aluncinante, ambientación genial y apocalipsis en ciernes, la película lo tenía todo.

    Saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en que el reparto era bestial y no quitaría a ninguno de los actores que aparecen. Pero creo que el único actor que podría hacer que la película fuera 100% diferente a peor si lo sacas de la película era Bill Murray. Cualquier otro que quitases, podría quedar mejor o peor, pero seguiría siendo una grandiosa película.

      Eso sí, el guión de Harold y Dan es uno de los pilares fuertes de la película.

      Muchas gracias por tu comentario :D

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...