jueves, 9 de junio de 2016

TRINE 2 COMPLETE STORY ((PS4)). Opinión.


Sé que este juego salió hará como unos cuatro años y que tuvo cierta fama, por lo que es medianamente conocido y esta entrada bien puede parecer innecesaria... pero me la pela. ¡Allá va!

Como soy un desviado mental, me ha dado por pasarme el Trine 2, antes que el primero (Aún teniendo ambos). Así que poco puedo decir sobre que cosas mejora o empeora respecto a su antecesor. Pero sí puedo decir que que cosas molan y cuales no sobre lo que he visto.

Lo primero y más evidente, es que estamos ante otro de esos juegos "indie" con un gran componente creativo en alguna de sus facetas pero que no innovan gran cosa respecto a la industria, aunque su resultado final sea un más que aceptable notable. 

De hecho, su sistema de juego que se puede describir brevemente como plataformas de scroll lateral suena mucho a "videojuego demasiado visto", ya que ese estilo es uno de los más viejunos y explotados en el sector (sobretodo en la industria indie ultimamente). Pero este aspecto no juega en contra de Trine 2 porque tiene algo de lo que carecen cientos de videojuegos del estilo; personalidad propia.

Ya continuaremos un poco más adelante con este punto. Ahora quiero hacer un inciso para tratar el resto de los aspectos, importantes en su medida claro.

Un aspecto del que hay que hablar y para bien es su BSO. Tanto las melodías de los menús como las ambientales de los escenarios complementan perfectamente la ambientación que estos transmiten. Se podría decir que Trine 2 tiene la OST que le corresponde; "le pega perfectamente". Y trato este punto ahora porque quiero que leáis el resto de la entrada escuchándola:


Sobre el sistema de juego. Ya he dicho que es un plataformas en scroll lateral. Pero hay un pequeño giro de tuerca al concepto pues continuamente nos veremos obligados a usar el ingenio para superar los obstáculos que encontremos en el escenario. En una suerte de puzle interactivo, deberemos de utilizar las físicas del juego para abrir la puerta de turno, alcanzar la lejana plataforma, conseguir que algún elemento del escenario reaccione de una manera en concreto y una aceptable variedad de situaciones por el estilo. Pero lo mejor es que para lograr solventar estos baches, deberemos de intercalar el uso de alguno de los tres protagonistas, pues sus habilidades únicas determinarán la manera de resolver las diferentes situaciones.

Y esto nos lleva a hablar de los personajes que manejaremos. Tres sujetos bien definidos; Amadeus, un mago cobarde que me recuerda poderosamente a Rincewind (si no sabéis quien es Rincewind sois unos pecadores), una ágil ladrona llamada Zoya (de la cual podrían hacerse infinitas rimas), y Pontius, un fornido caballero.

El mago puede crear plataformas de la nada y mover objetos a distancia, la ladrona puede saltar grandes distancias gracias a un gancho que tiene y disparar con un arco a grandes distancias. Por último, el caballero que tiene la función de tanque, será el principal terror de los enemigos, además de resultar muy útil para derribar objetos pesados y reflectar haces de luz con su pulido escudo. En muchos de los puzles que encontremos será indispensable cambiar agilmente entre unos personajes y otros para poder resolver las encrucijadas a la que nos enfrentemos.

Punto y a parte merece la pena hablar de su modo historia, pero no por ser algo destable lamentablemente. No diré ningún Spoiler, no por no destripar, sino porque realmente es muy poco interesante. Ni siquiera la expansión de Trine 2 que también jugué (ya que en la versión de PS4 viene integrada) merece la pena en este aspecto. Si sigues jugando pantalla tras pantalla es simplemente porque es divertido jugarlo (que ya es mucho), pero nunca te preguntas sobre como se resolverá el argumento.

Y ahora sí, vamos a hablar de lo que para mí hace a Trine 2 un juego muy valorable; esa Personalidad Propia de la que hablé al principio y que es lo que hace a un juego único. Como mencioné unos párrafos antes, lo que lo hace destacable ha sido un gran componente creativo, que en este caso se centra en el diseño de los escenarios y mundos que recorreremos a lo largo de la aventura. ¡Y yo no soy de esos que valoran el apartado gráfico como algo fundamental! pero es que en este caso Trine 2 no sería lo que es sino fuese por el universo tan colorido y representativo que nos enseña. Para muestra; unas cuantas imágenes:







Diferentes entornos y localizaciones en las que los diseños se llevan el protagonismo del juego. Tanto da que se trate de un bosque, una ciudad, una cueva, o un desierto. La ambientación que parece sacada de un cuento deja sin habla. Los efectos de iluminación merecen ser destacados en este apartado como podéis apreciar en las imágenes.

Como he querido hacer ver; Trine 2 es un juego no solo porque es entretenido jugarlo, sino porque merece la pena ser disfrutado visualmente, casi tanto como lo merecía Journey en su momento.

2 comentarios:

  1. Justamente jugue un poco de este juego hace unos días con unos amigos a (3 players), puedo decir que el juego se complica un tanto, porque puede resultar algo complicado coordinarse, pero también puede provocar bastante risas.

    El juego sorprende por su diseño y la personalidad que mencionas, el como se cuida cada detalle o animación, y los puzzles tan bien construidos. Aún me queda algo de juego por jugar, pero puedo decir que estamos hablando de un gran juego.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora que lo mencionas. Se me olvidó mencionar que tenía multijugador ^^U Aunque jamás lo usé, y seguramente mereciera la pena.

      Gracias por comentar colega!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...