jueves, 16 de junio de 2016

"¿A QUIÉN NO LE HA PASADO?" Mi relato ganador en el concurso de ZonaDelta.


Ya ha llovido desde que salió publicado. Algo así como tres meses. Pero desde el principio, cuando lo estaba escribiendo, quise compartir con todos los lectores de Mezcolanza de Despropósitos este relato que presenté al segundo concurso de relatos de ZonaDelta, independientemente del resultado que consiguiese en el mismo.

LittleEiko fue quien organizó en esta ocasión la edición de este concurso, y tras presentarse 8 participaciones, la mía fue la que más números de votos consiguió en total, por lo que se me coronó como el ganador. Sinceramente, me pareció que había al menos 3 o 4 relatos con un léxico mucho más rico, una historia más interesante y un potencial más elevado que lo que yo entregué. Pero claro, en mi relato salían penes, y guarrerías españolas, y mi toque de humor... y supongo que la mezcla de todo esto lo convirtió a su manera en el relato más atractivo.... Bueno. Yo qué sé. No debería de ser yo quién lo evaluara.... y de verdad creo que hubo trabajos mejores, por lo que os recomiendo que los leáis.

Sea como sea, en esta edición del concurso de relatos había una premisa de partida común a todo el mundo: debíamos de contar nuestra historia continuando un escrito previo que nos entregó LittleEiko y que veréis a continuación en cursiva. Espero que os guste:

Diario de Jason Miller

Martes, 13 de febrero de 19XX

El capitán nos ha mostrado su satisfacción con nuestra forma de proceder durante la tormenta de la jornada anterior. El cargamento permanece intacto y seguimos rumbo. Todavía quedan restos de la tormenta en el cielo, roto por los últimos nubarrones y el mar seguía dando algún que otro coletazo.

La verdad que estoy reventado; estar todo un día sin dormir pasa factura a cualquiera, aunque estoy deseando llegar a casa y reunirme contigo, querida Clara.

Sin embargo ahora mi mente está distraída, pues escribo esto apresuradamente al haber avistado un barco a la distancia; tras enviar las señales correspondientes e intentar comunicarnos por radio sin éxito, el capitán procedió a observarlo con prismáticos… y se veía muy descuidado, lo que me pareció muy raro.

Debido a la normativa de navegación estamos obligados a prestar auxilio en estos casos, de modo que todos hemos ido a prepararnos para proceder a abordar el barco. Es por esto que no he podido acostarme para echar un sueñecito. ¡Si es que es martes y 13! ¿Qué más podría salir mal?

¡El capitán nos llama! Estamos ya muy cerca del misterioso barco. Cuando volvamos te contaré las novedades.


Clara cerró el destartalado diario con un golpe seco. Sus sentimientos eran un remolino de emociones contradictorias que peleaban entre ellas, aflorando en ocasiones el pesar de haber perdido al que fuese su novio Jason Miller y en otros momentos el alivio de no tener que explicarle que el hijo que ambos esperaban era en realidad fruto de una aventura con un enano al que le faltaba una pierna llamado Rubeus.

No había vuelto a saber nada más sobre el cojo follador, pero ahora tenía un nuevo propósito en esta vida; buscarlo y darle la noticia de que iba a ser padre. No iba a ser muy difícil encontrarlo ya que éste le había dicho que vivía en el norte del condado construyendo cortaúñas. Alguien tendría que conocerlo…


Jason Miller había muerto. O al menos es lo que quería que se creyese el que hasta hacía poco así se hacía llamar. Coto Valtés había tenido muchos nombres diferentes a lo largo de su vida, el último había sido Jason y resultaba haber sido el mayor engorro al que se había enfrentado nunca. Los curanderos de la aldea en la que se crió le aseguraron que sin testículos jamás podría ser padre y él los perdió por culpa de una apuesta que hizo con su amigo. Coto se jugó una bota de vino a que podría hacer descarrilar el tren de las 15:00 poniendo sus huevos en las vías. Perdió sus preciadas bolas, pero ganó la bota de vino. El tren se fue a la mierda.

Ahora, después de tantos años comprendía que aquel médico estaba equivocado. Clara se había quedado embarazada y Coto tuvo que decirla que se iría a ganar fortuna en un viaje de negocios por alta mar para asegurar el bienestar de su hijo.  La realidad era que un pequeño hombre que conoció en un bar le había indicado cómo escaquearse de su situación, dándole todo tipo de detalles para inventarse su propia muerte, aunque no le había salido del todo gratis. Ese pequeño pervertido se había cobrado en carnes su ayuda, pero bueno, no por nada a Coto también se le había conocido en otras tierras con el apodo de lengua de esparto.

En este preciso momento Coto se encontraba completamente perdido. No sabía que hacer con su vida ni a dónde dirigirse, así que decidió ir a buscar al diminuto hombre que le había ayudado a escapar de las responsabilidades paternales. Quizá necesitase un ayudante en su negocio ambulante…


La madre de Rubeus siempre insistió en la importancia de tener un trabajo estable, de mantener las apariencias frente a esos cerdos burócratas del gobierno. Uno podía vender pellote para ganarse la vida, pero siempre era mejor justificar sus ingresos mediante otros negocios y la venta ambulante de cortaúñas había sido todo un acierto. No solo complementaba sus ingresos, pues a veces ganaba más vendiendo cortaúñas que pellote, sino que conocía gente y vivía diferentes aventuras.

En el último pueblo en el que había pasado 3 meses había encandilado a una moza llamada Clara y se la había llevado al catre. Al principio parecía tímida e inexperta, pero las ladillas que le había contagiado le decían lo contrario… eso y sus extrañas habilidades en la cama. Jamás le habían hecho una maniobra Heimlich en el cipote…

Luego estaba la historia del tipo ese que conoció en el bar; un tío que aseguraba que no tenía “pendientes reales” pero que había dejado embaraza a su mujer. Era tan ignorante que no pudo evitar engañarle y hacerle ver que podría fingir su propia muerte a cambio de cierto favor fetichista.

El sonido de la puerta interrumpió los pensamientos de Rubeus. “Qué extraño, nunca iba nadie a visitarle a su hogar”.


La situación no podía ser peor. Hace 12 años se habían presentado en la casa de Rubeus dos personas que pensó, jamás volvería a ver. Por un lado la loca ninfómana con la que tuvo aquella peculiar aventura y unos días más tarde el deshuevado de su novio que él mismo había aconsejado hacer pasar por muerto.

Tras semanas de discusiones y problemas había sido chantajeado por ambos para que aceptara a Coto como ayudante en su negocio de cortaúñas y para que se responsabilizara del niño que traía Clara. Si cumplía con su parte, ellos prometían no destapar su negocio clandestino de pellote.

En todo este tiempo Rubeus había aguantado estoicamente su parte del trato, pero cada vez se le hacía más duro ver como el inútil de Coto le hundía el negocio y como su hijo con Clara era sospechosamente más alto y sobretodo más oscuro de piel que él. De hecho, el niño bien podría hacerse pasar por un jugador de la NBA.

La situación superaba a Rubeus y solo se lo ocurría una manera de dar carpetazo a la situación.


Diario de Rubeus

Martes, 13 de febrero de 20XX

El capitán nos ha mostrado su satisfacción con nuestra forma de proceder durante la tormenta de la jornada anterior. El cargamento permanece intacto y seguimos rumbo. Todavía quedan restos de la tormenta en el cielo, roto por los últimos nubarrones y el mar seguía dando algún que otro coletazo.

La verdad que estoy reventado; estar todo un día sin dormir pasa factura a cualquiera, aunque estoy deseando llegar a casa y reunirme contigo, querida Clara…

5 comentarios:

  1. :DD Muchas gracias por mencionar que la introducción es mía, es algo que no todo el mundo hace y luego puede haber malentendidos.

    Por otro lado, aunque yo no voté (al ser la organizadora y saber de quién era cada relato me invalidaba completamente) me gustaría comentar una pequeña cosita: a veces un relato sencillo es mejor que uno complicado. Es decir, que aunque el léxico y lenguaje en general de un escrito sea rico, variado o esté exquisitamente hilado no implica que sea un relato "bueno".
    A veces es más divertido y ameno de leer un relato sencillo pero bien ejecutado que algo así y eso es lo que tiene tu relato, además de tu humor tan desternillante como tú bien dices.


    Ya digo, esto es una opinión o apunte personal. La verdad que cuando tenía todos los relatos juntos me pareció que había bastante nivel y tenía la duda sobre quién se alzaría sobre los cadáveres del resto... digooo, quién ganaría el concurso.

    Muy bueno, estoy por animarme a publicar el mío (que me da cosilla por el tema de que en internet hay mucho copy+paste).

    Un saludito!

    (Eliminé el anterior comentario porque se me olvidó poner que, además, eras de los pocos que respetaste el hilo de mi historia, otro punto más que, a mi parecer te daba el derecho a ganar, aunque de mí no dependía tal cosa ^^)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras. He visto que has publicado tu relato. Lo leeré, porque en su momento no tuve tiempo y lo fui dejando hasta que se me olvido completamente que existía.

      Eliminar
  2. Estoy con LittleEiko en que a veces complicar mucho la redacción de un relato lo hace prácticamente ilegible, por mucho léxico y técnica que se tengan.

    De hecho, cuando me leí los relatos, hubo uno que casi dejo sin acabar de leerme; y es que el autor o autora se excedía en el uso de técnicas narrativas y léxico rebuscado, y eso que la idea del relato no era nada mala, pero su lectura se me hizo muy pesada.

    Me hubiera gustado participar, pero como no cumplo los requisitos pues me tuve que conformar con leer vuestros relatos. Si bien tu relato, es verdad que no es el que mejor redactado estaba, tampoco era de los peor escritos, además de que lo compensaste con el humor y lo bizarro de la trama. Y te aseguro que estuve riéndome todo el rato que me duró su lectura.

    Por si tienes interés, también escribí un relato partiendo del relato base(la autora me dio permiso).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu opinión ^^

      Claro que tengo interés! dime dónde puedo leer tu relato :)

      Eliminar
    2. jj soy muy listo y no puse el link XD
      http://entomomatico.blogspot.com.es/2016/03/encuentros-en-alta-mar.html

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...