sábado, 28 de marzo de 2015

OPERATION FLASHPOINT: DRAGON RISING. Hoy toca aburrirse


Sabía de la existencia de la saga Operation Flashpoint pero poco más. ¿Era un FPS no? La cosa es que hay unos cuantos títulos sacados desde hace unos cuantos años y al parecer todavía seguirán publicándose unos cuantos más y es del renombre que tiene la saga que no pudiera evitar comprarme un bundle para Steam en el que se encontraban Operation Flashpoint: Dragon Rising y Operation Flaspoint: Red River.

Así que llegado el momento de tener que elegir un nuevo juego para pasarme, el azar -como de costumbre- me brindó la oportunidad de probar por primera vez un título de esta saga. Lo instalé, y me dispuse a comprobar cuan bueno era Dragon Rising.

Lo primero que vi es que en efecto, era un FPS, lo segundo que descubrí, es que pasármelo iba a suponerme todo un reto. Dicho esto, empezaré la reseña de Dragon Rising por el final; por las conclusiones a las que he llegado.

Este juego es una mierda. Así tal cual. Pretende ser un simulador real de tácticas de guerra y lo que consigue es aburrir y frustrar a partes iguales.

Ahora sí, toca explicar el porqué opino esto y para ello analizaré brevemente sus puntos negativos:

El argumento es poco menos que anecdótico. Una isla ficticia del Pacífico norte es invadida por los chinorris y EEUU manda a unos cuantos soldados para repartir plomo. Logicamente, nosotros manejaremos a un pelotón estadounidense y deberemos de superar 11 misiones con diferentes objetivos típicos de "defender tal posición", "atacar tal base" o "llegar del punto A al punto B" y aún así, en algunas ocasiones no sabremos muy bien qué tendremos que hacer para superar alguna condenada fase.

Como jefe de pelotón, deberemos de dar órdenes continuas a los tres soldados que nos acompañan; "moveos allí", "fuego de contención", "cura a este mandangas"... el típico componente estratégico que lo convierte en un FPS diferente pero al que cuesta acostumbrarse bastante, sobretodo si como yo, vienes de juegos de acción directa como el 95% de los juegos de "tiros". Sinceramente, después de haber sudado tinta para pasármelo tengo que decir que este componente "estratégico" no ha sido implementado bien, al menos para mancos como yo.

Pero lo que lo hace un mal título es esa intencionalidad de convertir el juego en un simulador. A ver, la guerra de por sí no es divertida, es un puto y terrible drama en todos sus aspectos. Si nos divertimos con juegos que emulan situaciones bélicas es porque no son realistas, por lo que es esencial saber que si me planteas un juego en el que me hagas recorrerme una isla de 220 km cuadrados corriendo por extensos y sosos páramos inevitablemente me vas a aburrir. Por que sí, de las 12 horas que dura el modo campaña, te tiras 8 corriendo por el soso escenario. Que sí, que en la realidad a los soldados les toca comerse esas caminatas, pero es que no quiero que me representéis la realidad, al menos en este aspecto concreto.

Andar, andar, andar, andar....

Otro terrible punto -malo principalmente por lo mal implementado que está- es el hecho de que nuestro protagonista morirá de un solo disparo en la mayoría de las situaciones. Vale, volvemos a la intencionalidad de conseguir una simulación real de las guerras... Pues no es en absoluto real que los enemigos te vean a cientos de metros aunque estés tan escondido que tú no puedas verlos a ellos -en serio, la isla está llena de hierba alta y no los verás casi nunca, pero ellos a ti te verán estés dónde estés-, además de lo absurdo que sería en un conflicto bélico real que mandasen a 4 soldaditos contra hordas de enemigos.

Esto último juntado con los puntos de guardado automático hacen del juego una experiencia desquiciante, pues a veces se guarda en el peor momento posible -justo antes de recibir un obús en toda la cara por ejemplo-. 

Durante gran parte del juego, pensé que el problema de que no me entretuviese casi nada era principalmente mio. Que el juego no era un FPS al uso y yo me había amoldado demasiado a los juegos de acción directa. Pero una vez que lo he superado y echo la vista atrás, realmente creo que es un mal juego, al menos su modo campaña, pues el multijugador no lo he tocado -ni ganas tengo de hacerlo- y realmente temo el día que vuelva a jugar a otro título de la franquicia.

Si queréis ver lo poco que me entretuve y lo mucho que me desquicié jugándolo, tenéis la suerte de hacerlo a través del walkthrough que grabé.





3 comentarios:

  1. Es sencillamente un simulador bélico tan realista que se olvida de entretener y de que es un juego. Que te mate una pulga a 70Km de distancia es realista, pero frustrante...

    Si quieres un título que tenga ese nivel de realísmo, pero sin olvidarse de que es un juego consiguiendo divertir como nunca, te recomiendo los Rainbow Six Vegas.

    Tienen ese delificoso punto intermedio entre dificultad realista, jugabilidad táctica y diversión arcade que hace que te lo pases teta con ellos.

    Buena reseña. Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo nota. Gracias por la recomendacion!

      Eliminar
  2. Es cierto, el Rainbow Six Vegas en un FPS táctico, así que te lo pasas pipa en Las Vegas decidiendo como vas a ir con tus compañeros a por los terroristas en distintas situaciones, todas muy divertidas. No sé qué tal habrá envejecido, pero se veía genial en su momento y era de los juegos más divertidos que he jugado.
    Saludos fremen.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...