miércoles, 21 de enero de 2015

MERCENARY KINGS. El heredero espiritual de Metal Slug



Hace algún tiempo me hice con el juego de Scott Pilgrim VS the World, un título muy molón en todos sus aspectos cuyo principal encanto resultaba ser su diseño artístico llevado a cabo por Paul Robertson -ved su trabajo y flipadlo-. Así que cuando descubrí que Mercenary Kings tendría al mismo diseñador a cargo de sus escenarios y personajes supe que sería un juego especial.

Cuando por fin pude echarle el guante y jugarlo, en seguida me vino a la mente el inigualable Metal Slug, pues el parecido entre ambos títulos es indudable. Es inevitable no compararlos, pues se nota a la legua las referencias. No obstante he de decir que Mercenary Kings no es una copia ni mucho menos del clasicazo juego bélico. Estamos ante un juego nuevo con suficiente espíritu propio como para darle el reconocimiento que se merece.


Todos sabemos qué juego es Metal Slug -y si no es así, tendrás que vivir sabiendo que eres un pecador-. Resumiéndolo, era un juego de acción frenética en scroll lateral 2D muy adictivo. Ese es el principal parecido entre ambos juegos, pero Mercenary Kings tiene mucho en lo que se diferencia:

El campamento base desde dónde partiremos a cada misión

Una vez elegido a nuestro personaje, nos econtaremos en nuestra base dónde podremos modificar tanto nuestras armas, como munición y atributos personales del protagonista. Cuando estemos bien equipados deberemos hablar con el Coronel el cual nos desplegará una lista de misiones que hacer. Nuestros objetivos podrán ser de varios tipos; recolectar objetos, derrotar cierto número de enemigos, rescatar prisioneros... etc,

Si en Metal Slug, el objetivo era llegar al final del nivel, en Mercenary Kings se aboga más por dejarnos un escenario con diferentes recorridos en el que podremos avanzar y retroceder en una suerte de exploración hasta completar nuestro objetivo marcado. Esto esta bastante bien y es un aspecto que lo difiere mucho de Metal Slug, pero sinceramente he de confesar que se les ha ido de las manos el número de misiones que han puesto llegando a volverse demasiado repetitivos tanto los objetivos como los escenarios en sí. Acabar el juego termina convirtiendose en una actividad monótona y la única solución para evitar caer en ese martirio es jugarlas en el modo multijugador.

Todo es mejor si hay mecas

Tiene una asequible curva de dificultad, siempre y cuando hagas todas las misiones para poder conseguir dinero y objetos necesarios para mejorar la equipación del protagonista.

Sin duda, lo que más destaco del juego es lo que comenté al principio; su diseño artístico, tanto el de los personajes y escenarios como el de la ost. Seguiré de cerca los trabajos de Paul Robertson porque me gusta mucho su estilo 16 bitero.

En resumen, Mercenary Kings es un buen juego que peca en el mal de dar muchas horas de juego a través de misiones repetitivas que terminan mermando considerablemente la experiencia final. A todo esto, cabe decir que el juego está solamente en Inglés.



2 comentarios:

  1. Hola saencsa,que buen dato haber y lo descargo pronto,que nostalgia con metal slug,saludos desde Perulandia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste el juego. Ya nos contarás.

      Saludos desde Españistan ^^

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...