viernes, 1 de agosto de 2014

INTOCABLE (2011). Optimismo en estado puro


Hace unas pocas semanas andaba tan agustito disfrutando de unas vacaciones en Asturias con mi mujer e hijo cuando hicimos una de esas actividades tan comunes para todo el mundo pero que nosotros no solemos hacer; ver una película de un canal de televisión.

En concreto vimos la película francesa de Intocable. ¿No habéis oído hablar de ella? Se hizo muy famosa hace un par de años. Ya sabéis, esa película que trata de un tetrapléjico rico y su asistente barriobajero negro. Bueno, la cosa es que se hizo famosa y con motivo, entre otras cosas porque una historia real. Me gustó más de lo que pensaba y he aquí el porqué de ello.


El argumento que nos muestra el film es sumamente sencillo; un hombre tetrapléjico y muy, muy rico está buscando un nuevo asistente y entre la larga fila de cualificados aspirantes se encuentra un negro sin estudios y nada especializado que simplemente quiere que le firmen la hoja del paro que indica que ha asistido a la entrevista. Como esta persona es en todo momento sumamente sincero y despreocupado, el ricachón decide contratarlo.

De aquí en adelante veremos como estas dos personas que vienen de mundos tan diferentes y con personalidades enfrentadas se complementan de forma asombrosa y forjan una amistad sumamente solida. Veremos un intercambio cultural gracias al cual ambas partes aprenderán y evolucionarán como personas. Esto es todo lo que nos ofrece la película, pues apenas hay un par de lineas argumentales secundarias de poca repercusión.

Cuando oí hablar de Intocable por primera vez, pensé erróneamente que se trataría del dramón de turno en donde veríamos la dura vida del asistente barriobajero y la limitada y asfixiante situación del millonario tetrapléjico. Todo penurias y miserias, vamos, a lo "cine español". Y tal vez por la equivocada idea que tenía de lo que me iba a encontrar haya sido por lo que me gustado tanto esta película.

Phillip y Abdel, las personas en las que se inspira el film.

Intocable es optimismo en estado puro. Nos enseña a reirnos de la vida por adversa que sea ésta y a seguir hacia adelante y no estancarnos en nuestros problemas. Por supuesto, uno de los mensajes que puedes captar viendo solo el trailer es que las apariencias engañan y los prejuicios nos cierran la mente y el futuro. Aunque haya drama de transfondo, te pasas toda la película con una sonrisa en la cara por las situaciones y la actitud de los personajes. Os la recomiendo.

Finalmente diré que hay un punto de la película que no me ha gustado, aunque no empaña para nada la experiencia de su visionado y es el hecho de que en la realidad el asistente no era negro de Senegal como en la película, sino Argelino. Imagino que la productora pensaría que sentiriamos más empatía por un negro que por un moro... Sinceramente, este hecho me parece un tipo de racismo...

FICHA:

Nombre Original: Intouchables
Género: Drama, comedia
Director: O. Nakache y Éric Toledano
Actores: François Cluzet, Omar Sy
Duración: 113 minutos


1 comentario:

  1. la verdad es que es una película muy entretenida graciosa a su manera y desde luego el que esté basada en una historia real es lo que más admiras

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...