miércoles, 2 de julio de 2014

EL LOBO DE WALL STREET. Mamá, de mayor quiero ser estafador.


Mucho se hablaba de la última película de Martin Scorsese cuando salió en cines, lo más normal era escuchar que estábamos ante una genialidad. Protagonizada por Leonardo DiCaprio, El lobo de Wall Street se presentó a los Oscar con cinco nominaciones y no se llevó ninguna estatuilla a casa. ¿Tal vez la película estaba sobrevalorada? 

Para empezar, yo soy de esos que piensan que DiCaprio es un actorazo como pocos y que hace mucho tiempo se lleva mereciendo un Oscar por sus impresionantes interpretaciones. Así que solo por este actor, la película me llamó poderosamente la atención y por supuesto, una de las nominaciones era la de mejor actor.

Por suerte hace unas semanas pude echarle el guante a una copia digital del film y a grosso modo diré que aunque me ha gustado mucho, tengo que reconocer que no me ha parecido la gran película que decían que era. Que no digo que sea una mala película, pero me ha resultado tanto por parte de Scorsese, como por parte de DiCaprio, un trabajo ligeramente inferior en comparación a otras producciones que han hecho.

La película es la reproducción de un hecho real y nos narra la historia de Jordan Belfort, un ambicioso corredor de bolsa que se hizo multimillonario antes de cumplir 24 años a través de movimientos fraudulentos de dinero e infinidad de estafas a través de su empresa de Brokers.

Conforme Jordan Belfort se hacía millonario, éste va introduciéndose en una espiral de sexo, drogas y todo tipo de excesos hasta el punto de que en la realidad Jordan Belfort tenía en su propia empresa a prostitutas para que los empleados disfrutaran de sus servicios cuando estos lo necesitasen.  La vida de este sujeto fue una recreación de Sodoma y Gomorra y Martin Scorsese se centra muchísimo en mostrarnos esta parte de su vida. Veremos fiestas, desnudos y drogas a tutiplén durante 3 horas. Por suerte el director es lo suficiente bueno como para que sus tres horas de visionado no se hagan pesadas.

Hay mucho de esto en la película.

Pero si hay una cosa que me llamó especialmente la atención es que Jordan Belfort es un hombre con una capacidad de liderazgo innata a través de la cual consiguió llegar tan alto. En la película nos muestran esta faceta del sujeto, pero para mi gusto Martin Scorsese podría haber explotado más esta característica del personaje en vez de mostrarnos tantos colocones y pezones. Pero bueno, esto no quita que siga siendo una gran película.

Para acabar, hablaré sobre la cuestión que más polémica ha tenido la película. El lobo de Wall Street tiene un gran componente de humor negro centrado en las situaciones y experiencias vividas por el protagonista. Además, las veces que podemos ver las habilidades de liderazgo de Jordan Belfort se nos mostrará a la persona como alguien un tanto altruista y con un gran sentido del colectivismo. Pero tenemos que recordar que este hombre es un criminal que estafó casi mil millones de dolares a decenas de miles de inversores. Jordan Belfort es una persona despreciable pero la película nos hace empatizar en parte con él y es en este punto donde El lobo de Wall Street ha recibido su critica más dura. Casi parece que Jordan Belfort fuese un héroe, o peor aun, un antihéroe con el que sentirte identificado.

En este último aspecto reconozco que la crítica tiene su punto de razón, pero bueno, es una película adulta, con contenido para adultos y si un adulto idolatra al malnacido de Jordan Belfort el cual arruinó a cientos de familias es que directamente o es tonto o es una mala persona.

¿Adivináis quién ganó el Óscar ese año?



FICHA:

Nombre original: The Wolf of Wall Street
Género: Comedia Negra
Director: Martin Scorsese
Actores: Leonardo DiCaprio, Johan Hill
Duración: casi tres horacas

2 comentarios:

  1. Casualmente la vi hace una semana, semana y media. Tenía muchas ganas de verla porque la ponían como buenísima y porque actúa uno de mis actores preferidos, si no el "mas preferido" de todos.

    La película al principio promete, pero al final a mi se me hace algo lenta y pesada. Llegó un momento en el que estaba frente al televisor pidiendo la hora como si de un partido de fútbol se tratase.

    Y por mas que me duela decirlo, creo que no es precisamente el mejor papel que ha hecho Leo en los últimos años.

    Quizá es porque tenía muchas altas expectativas con la película, pero la verdad es que me ha defraudado un poco. No es mala, pero tampoco tan buena como me la pintaban.

    Por cierto, me alegra saber que no soy el único que piensa que DiCaprio lleva un tiempo mereciéndose un Oscar (o dos, o...), ya me veía un bicho raro.

    La siguiente que vea será El Gran Gatsby, película que aun no he podido ver y a la que también le tengo muchas ganas, a ver si saco un hueco en los próximos días (estoy enganchado a una serie y me es casi imposible desconectar de ella).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso, por que a DiCaprio le cogí una manía tremenda en Titanic porque todas las mozuelas se morían por sus huesos. Pero la cosa es que cuando ví la película de La Playa me di cuenta que era un actor con todas las letras. Conforme he ido viendo más películas suyas no me cabe ninguna duda de que es uno de los mejores actores de la actualidad.

      Yo creo que sus papeles en Shutter Island, Origen y Django han sido los mejores y en todos ellos se merecía el Óscar

      Un saludo tio!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...