miércoles, 18 de junio de 2014

La paradoja del videojuego que se convirtió en garbanzo


Jugones, todos nos hacemos mayores. Y como hoy me siento abuelo cebolletas vengo a contaros lo que os depara el futuro.

 En la época del colegio y del instituto podemos dedicarles unas cuantas horas a nuestro hobbie favorito pero siempre están los dichosos deberes y tareas impuestas por los incomprensibles profesores. Luego hay un periodo en nuestras vidas en la que nos introducimos en la vida laboral y aunque nuestro tiempo libre es limitado, al menos no suele haber imposiciones -como los deberes- que nos lo mengüen.

Llegado un momento de nuestro desarrollo social en el que decidimos dar el gran paso con nuestra pareja y nos casamos ocurre lo que científicamente debería denominarse "la paradoja del videojuego que se convirtió en garbanzo". Sé que no entendéis hacia dónde va esta entrada, así que seguid leyendo y echaros a llorar.

¿Conocéis el símil del sexo, el matrimonio y el bote de garbanzos?

Cada vez que eches un polvo en tu vida de soltero mete un garbanzo en un bote de cristal. Cuando te cases, cada vez que consigas acostarte con tu mujer saca uno de los garbanzos que tiene ese bote. Habrás estado soltero 10 años, casado 60 y el bote seguirá a reventar de garbazos para cuando te mueras. Os pasará a todos, tú no eres especial y cuando te cases creerás que te hincharás a sexo y a disfrutar de las curvas de tu señora. MENTIRA. Es la realidad y hay que vivir con ella. Te casas y de la única manera con la que evitarás que te salgan telarañas en el nardo es tocando la zambomba con asiduidad. Siento haber sido tan claro, pero es mejor que os vayáis haciendo a la idea.

Luego llega un día en el que llevas 15 años de abstinencia llamada matrimonio y compras ese videojuego que tanto esperabas y al entrar a tú casa te encuentras a la parienta más salida que el pico de una mesa y diciéndote abiertamente que quiere guerra. Sabes que como te la zumbes te va a tocar estar abrazándola toda la noche y no probarás el juego como poco hasta el día siguiente.

Entonces es cuando te haces el remolón, le dices a tu mujer que se acueste que tú irás más tarde a la cama, que te duele la cabeza. Y después de semejante mentira lo que haces es ponerte el God of War para ver a un sobremusculado Kratos dando mamporros y te prometes que en media hora irás a la habitación a ver si todavía queda un poco de fogosidad entre las sábanas y al final cuanto te quieres dar cuenta han pasado cuatro horas y lo único que te queda es un garbanzo más en el bote.

 
Yo ya les he puesto nombre





NOTA: Puesto que este blog también lo lee mi mujer y hace mucho calor como para dormir el resto del verano en el sofá he de aclarar que este texto lo escribí hace mucho para un concurso y no refleja la realidad a diferencia del resto de entradas que escribo en la sección de Aquellos maravillosos momentos. Como me gustaba el texto lo he recuperado y modificado lo suficiente como para que encaje en el blog.

6 comentarios:

  1. Ibas perfecto hasta que he llegado a la nota... Menudo cobardica estás hecho xDDD

    Creo haberte leído en algún momento que tienes un hijo, así que.. ¿¿Qué me dices también de sus primeros meses de vida??

    Anteayer cumplió un mesecito el mío, y vaya tela... Desde luego no sé para qué nos preparan tanto para el parto, si el muñeco acaba saliendo de una forma u otra xD. Tendrían que prepararnos más para saber lo que nos vamos a encontrar cuando volvemos a casa: Estrés, lloros, angustias, incógnitas, cientos de pruebas ensayo-error... Ha sido el mes más caótico de toda mi vida, sin lugar a dudas xD.

    No hay tiempo para nada... NADA. Jugar poco y mal, escribir ídem de lo mismo, follar... impossibru. El otro día lo comentaba con un amigo, no tengo fuerzas ni para hacerme una mísera paja xD. Así andamos.

    Tiempos duros, sí, pero cuando ves la cara de tu hijo se te pasan todos los males. Además, sabemos que llegarán tiempos más relajados, si se puede echar algún vicio y arrimar la cebolleta de vez en cuando nos daremos por satisfechos. No hay que ser ambiciosos... xD ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena por tu reciente paternidad!!! El mío tiene 15 meses y medio.

      Lo primero que tengo que decirte es que cada niño y cada familia son completamente diferentes, tengo amigos que en cuanto han tenido hijos han abandonado los juegos y otros que juegan igual que antes sobrecargando a la pareja, claro. También conozco a unos cuantos que endiñan los niños a los abuelos unicamente para poder disfrutar los padres de tiempo libre.

      El primer mes de vida es sin duda el más duro. Luego tienes unos cuantos meses más relajados porque el niño se echa varias siestas al día. En mi caso, en cuanto ha empezado a andar con 14 meses mi tiempo se ha esfumado por completo. El niño quiere andar y recorrerse el mundo, sube y baja continuamente las escaleras de casa, me abre todos los armarios, me rompe todo lo que pilla (ya lleva un mando de xbox360 y unos cuantos muñecos, entre ellos un Snake, un Raiden y un CyborNinja...) Encima ya solo se echa una siesta al día que coincide con mi hora de comer. No te miento si te digo que en un mes habré jugado a las consolas 4 horas en total. Por suerte en el currele puedo trastear con el PC.

      Respecto a mojar el churrín, como bien dices, no tienes ni energía para autocomplacerte, como para ir más allá xDDD

      Quienes no tengan niños y nos lean deben de pensar que esto de ser padres es un infierno xDDDD a vosotros os diré que el amor incondicional que se siente por un hijo lo compensa todo y renunciaría a todos mis bienes y hobbies solo por él mil veces.Suena a tópico, pero hasta que no ves nacer a tú hijo no comprendes el verdadero significado del amor.

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho el artículo y los comentarios. Excepto por supuesto la Nota al final del artículo, te presionó la mujer que lo pusieras??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la Nota Final visita el hipervínculo que aparece en la frase "No refleja la realidad" xD

      Eliminar
  3. Muy buen post, yo tengo un chiquillo de 11 meses y no puedo más que suscribir todo lo que has dicho. Incorporo tu blog a favoritos. Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...