sábado, 3 de mayo de 2014

THE WALKING DEAD: SEASON ONE. Cuando descubres que el mundo zombi no es tan divertido como creías


Ahora que están saliendo los episodios de la segunda parte de este juego es cuando voy yo y me paso el primero. Muy en mi tónica vamos, jugando y hablando de juegos de los que ya se ha dicho de todo. Pero bueno, nunca es tarde cuando la dicha es buena, y oye, que en este caso la dicha ha sido cojonuda porque qué juegazo colegas.

Para empezar tengo que decir que me encantan los comics de The Walking Dead. Los llevo leyendo desde que se editan en España, mucho antes de que adquiriesen esa fama internacional por la que es para mí la peor adaptación de una novela gráfica a la pequeña pantalla. El motivo por el que me fascinan los comics de esta colección es debido a que su autor representa por primera vez a unos supervivientes de un apocalipsis zombi como personas de verdad alejándose de todo tipo de arquetipos que abundan en este tipo de historietas.


En los comics, el protagonista Rick sufre a lo largo de toda la historia la inquietante y complicadísima duda de cómo educar a su hijo de nueve años en un mundo en el que la supervivencia es lo más importante. Rick toma a lo largo de la trama un sinfín de decisiones que se contradicen continuamente pues hay tantas circunstancias y situaciones nuevas y diferentes que no tiene una referencia exacta de lo que está correcto y lo que no. Así vemos como poco a poco el hijo de Rick, Carl, va adquiriendo una personalidad demasiado inquietante que nos muestra ciertos episodios psicóticos debido a los confusos mensajes que le transmite su padre. Y esto es solo un pequeña parte de lo que nos muestra el comic.

Y es que es por eso por lo que me apasiona The Walking Dead, porque aún tratándose de una historia de zombis, el argumento gira casi al completo en torno a las personas vivas. Es normal que a lo largo de todo un número los muertos vivientes salgan en apenas unas pocas páginas, pues ellos no son lo importante. Y por esto mismo es por lo que me ha encantado el videojuego de The Walking Dead, porque ha tomado esa misma referencia del comic.

Encarnando a un profesor de historia que va camino de prisión cuando el apocalipsis zombi sucede, deberemos de interactuar con todos los supervivientes tomando decisiones que afectarán en mayor o menor medida a los posteriores sucesos. Y de eso trata, de hablar y dirigir como buenamente podamos a las personas que nos acompañan viendo como infructuosamente muchos de ellos terminan muriendo y nuestro grupo se va viendo reducido inexorablemente.

The Walking Dead es una suerte de aventura gráfica moderna sin mayor dificultad que la que nuestra moral y ética dicte a la hora de tomar según qué decisiones. Y creedme, te verás obligado a ir acompañado de una niña pequeña de ocho años por la que te preocuparás y que conseguirá que nos tomemos muy enserio no elegir a la ligera los caminos a seguir. Además, The Walking Dead es un juego duro y cruel casi de la misma manera que lo es el comic (no como  la insulsa y cobarde adaptación de TV), por lo que en ocasiones lo pasarás verdaderamente mal. Haceros a la idea de que estamos ante uno de esos escasos videojuegos que te hace sentir emociones.

Eso sí, no todo el monte es orégano y siempre se le pueden encontrar los tres pies al gato. Si hay algo que se le puede echar en cara al juego, y ojo que leer esto os puede chafar un poco la experiencia del juego, es que ninguna decisión afecta directamente al final del mismo. Es más, nada de lo que hagamos conseguirá que salvemos a ningún personaje que deba de morir, aún cuando el juego nos hace sentir culpable de la mayoría de estos sucesos al darnos diferentes, pero falsos, caminos a seguir.

Tal vez tomaron la decisión correcta...

Con todo esto no me queda otra que recomendaros encarecidamente que lo juguéis, aún cuando tiene aspectos que no me gustan como el que he mencionado anteriormente.

FICHA:

Género: ¿Aventura gráfica?
Año: 2012
Desarrolladora: Telltale Games
Idioma: Inglés, subtitulado al español
Plataformas: iOS, Android, PS3, PS4, Xbox360, PC, Ouya, PS Vita, Kindle

2 comentarios:

  1. Es un... ¿juego? buenísimo. A mí me ha gustado un montón, si bien no lo llegaría a considerar un juego como tal. Serie interactiva, tal vez. Y sí, ese letrero inicial que sale al principio de cada capítulo es una engañifla total. En mi segunda partida (que por supuesto he dejado a medias, para qué jugarlo otra vez) quería ver cómo se zampaban al niño tontito, al Duck. Y qué va, menudo chasco me llevé.

    Tal vez saber esto de antemano fastidie la experiencia de juego, pero también da rabia que engañen de esa forma. Pero la historia está muy currada, y los personajes son una maravilla.

    Mi momento prefe del juego: Segundo capítulo, momento banquete. Torcidísimo me dejó, muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, es aventura impactante y super recomendable, pero que solo ha de jugarse una sola vez porque es mentira que las decisiones que tomas afecten en gran medida al desarrollo del juego.

      Ese momento que dices fue uno de los que más me impacto junto con el de la buhardilla.

      Un saludo y gracias por comentar!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...