jueves, 29 de mayo de 2014

QUIET, PLEASE!, la puta mierda indie más indigna que he visto


Una persona puede hacer lo que quiera con su tiempo libre y es muy honorable que se intente ganar la vida vendiendo un producto elaborado con todo su empeño y esfuerzo. Por eso, por muy malo que sea un juego y aunque te arrepientas de haberte gastado el dinero en un producto mediocre siempre te queda el consuelo de saber que hay buenas intenciones en la creación del mismo.

En el caso de Quiet, please! no hay nada bueno. A los creadores del mismo deberían de prohibirles volver acercarse a un ordenador en toda su vida, ya no por haber programado una bazofia de buen calibre, sino por tener la poca decencia de pedir dinero a cambio. Aquí hay pura malicia.


El juego comienza con una niña que llega a casa después de un agotador día de colegio. La muchacha está cansada y quiere dormir pero hay demasiados ruidos alrededor para poder hacerlo. Ahí comienzas a manejar a la chica. Tu objetivo es acabar con los ruidos (apagar la TV, acostar a tu hermano, hacer que los gatos se callen...) para finalmente irte a la cama y ver como pasan los créditos delante de tus narices.

El apartado gráfico es pura basura. Con la escusa de emular a lo retro vemos a unos personajes en un único escenario hechos con Paint de la forma más burda posible. Por supuesto, olvidémonos de ningún tipo de melodía de fondo, la sosez es la bandera de este mal llamado juego. Los puzles son miserablemente sencillos y una persona con sus facultades mentales mermadas no tardaría más de 15 minutos en pasarse el juego, en mi caso tardé poco más de 5.

Aquí tenéis el único y miserable escenario que veréis en el juego

Resulta insultantemente sorprendente el ver en los créditos que esta diarreica elaboración ha sido llevada a cabo por ocho personas.. ¿¿En serio??, ¿Ocho personas para semejante mierda que cualquiera haría en un par de horas? ¿Es que se repartieron los colores de la paleta para que cada uno pintara una habitación de la casa? De verdad, ¡Vaya soberana vergüenza!

Lo triste es cuando descubres que esta parida ha sido publicado en Xbox 360, en PS Mobile y en sistemas iOS y Android. ¡Y en todas esas plataformas cuesta entre 0,80 y 1 Euro! Joder, en serio... ¡Es que hasta te lo intentan vender! Yo no salgo de mi asombro... Hay que ser vago y caradura para intentar quedarse el dinero de la gente -por muy poco que sea éste- a cambio de la más vomitiva mierda.

Preferiría limpiarme el culo con un billete de 50 Euros y luego restregármelo por la cara antes que darles a estos "desarrolladores" un sólo céntimo por semejante aberración. Para mi suerte, la indigna copia que tengo en mi PS Vita me salió gratis al aprovechar una promoción que hizo Sony con sus juegos del catálogo de PS Mobile.

No obstante esta breve pero atroz experiencia me hace reflexionar. ¿Qué coño hago interesándome por estas inmundicias cuando tengo casi 50 juegos por jugar de todas las plataformas? Puede que sienta algún tipo de placer culpable cada vez que me encuentro con alguna abominación de estas... la cosa es que no puedo evitar darme de bruces con ellos.

DRAMATIZACIÓN:

Yo cada vez que veo acercándose un juego mierdero. Me lo trago entero...

1 comentario:

  1. Joder, te quedaste a gusto jajaja pues por lo que cuentas y veo... yo creo que hasta el monopoly que hicimos para proyecto en el segundo curso de desarrollo de aplicaciones informáticas era más molón que esto. ¡Entre 3 personas! Los equipos normalmente eran de 2 y la profe no dejaba que hiciéramos juegos estilo parchís o ajedrez al ser "demasiado fáciles de programar". Poco van a recibir si el juego es así de mierder y son 8 personas a repartir la pasta y, como yo no me siento con plena facultad para comentar eso, te pondré otro comentario cuando lo comente con mi noviete, que se gana la vida programando (pero no juegos) xD

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...