domingo, 4 de mayo de 2014

DOLOR Y DINERO. Un ejemplo de que la absurda realidad supera a la ficción


Hace menos de un año se estrenó en cines la película Dolor y Dinero, dirigida por Michael Bay (Transformers) y protagonizada por un hipermusculado Mark Wahlberg y Dwayne Johnson (The Rock). En ella veremos como son relatados unos sucesos reales en la década de los 90 relacionados con la extorsión, la tortura y varios delitos mayores con muchísimo humor negro.

A lo largo del visionado la propia película nos interrumpirá en alguna ocasión con algún cartel emergente en el que nos recuerda que lo que vemos son hechos que ocurrieron realmente. Esto es necesario porque veremos situaciones tan absurdas, ridículas y exageradamente cómicas que nos transmitirá la sensación de ver una historia ficticia.


Como no quiero andar chafando parte del argumento, resumiré muy brevemente de que trata la película; Mark Wahlberg y dos compañeros de gimnasio son unos adictos a las pesas, el ejercicio y al culturismo que llegado un momento quieren hacer realidad el tan idolatrado sueño americano de ser millonarios. Para ello trazarán un plan para apoderarse de la riqueza y posesiones de un empresario. No obstante tienen un enorme handicap para conseguirlo y es que todos ellos son unos cazurros del quince (entrenan mucho los músculos pero poco la cabeza). De esta manera veremos como sus planes y objetivos se cumplen de maneras demasiado disparatadas como para ser reales, aunque lo fueron de verdad.

A partir de aquí voy a mencionar las diferencias más llamativas que hay entre la película de Dolor y Dinero y la historia real que hay detrás, por ello avisados estáis de que voy a soltar Spoilers a cascoporro.

  • En la película veremos que los principales criminales fueron tres miembros del gimnasio, mientras que en la realidad eran 7 a los que hay que sumar las mujeres de alguno de ellos.
  • En la realidad, aunque Lugo (Mark Wahlberg) fue el artífice de todo lo que ocurrió, él no conocía directamente a la victima, pues ni siquiera ésta iba al gimnasio como nos muestran en el film.
  • Los personalidad de los personajes que vemos en la película no se corresponde exactamente con la de los criminales reales; Lugo en realidad era una persona sumamente violenta que daba mucho miedo, Doorbal (el amigo negro) era un psicópata trastornado y Doyle (The Rock) no existió como tal, sino que ese personaje es la combinación del resto secuestradores.
  • El empresario secuestrado, Victor en la película y Schiller en la realidad, reconoció nunca reconoció a Lugo, sino a otro de los secuestradores que precisamente era empleado suyo.
El resto de la película está llena de pequeñas inexactitudes, pero el grueso del argumento es cierto: 
  • A Schiller lo secuestraron un mes, lo torturaron de diferentes maneras mientras éste escuchaba atónito lo altamente estúpidos que eran sus secuestradores y finalmente le intentaron asesinar de igual manera que en la película (lo emborracharon, lo estrellaron con un coche, lo quemaron y lo atropellaron repetidamente) y aún así sobrevivió. 
  • En la realidad también es verdad que la policía no se creyó nada de lo que dijo Schiller y supusieron que se lo inventaba todo para estafar a los seguros y finalemente se vio obligado a contratar a un detective privado que fue quién destapó todo.
  • Es verdad que fueron gracias a los implantes de silicona de la mujer que asesinan que pudieron inculpar a los culturistas el delito de homicidio.
Se acabaron los Spoilers. En mi opinión, el director ha sabido aprovechar muy bien toda la serie de despropósitos que envolvieron semejante suceso para hacer de un auténtico drama una buena película de humor negro. Os la recomiendo.


FICHA:

Título original: Pain & Gain
Género: Comedia de humor negro
Año: 2013
Director: Michael Bay
Actores: Mark Walhberg, Dwaine Johnson, Ed Harris
Duración: 129 minutos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...