viernes, 28 de marzo de 2014

La prohibición de la vacuna de la varicela. Cuando la salud de mi hijo le importa una mierda al gobierno.


Hoy es uno de esos días en los que salgo a la calle, respiro profundamente, cierro los ojos y maldigo muy profundamente a la gran pandilla de hijos de puta que nos gobiernan por que mucho más allá de los ideales de los partidos políticos, independientemente de lo equivocadas o acertadas que sean muchas de sus decisiones, es cuando juegan con la salud de lo que más quiero, mi hijo, cuando no puedo evitar desearles todo tipo de maldades y desgracias.

Resulta que se ha prohibido la comercialización de la vacuna de la varicela en toda España con excepción de Navarra, Ceuta y Melilla con la escusa de que a los niños se les está sobrevacunando. Es toda una sorpresa esta decisión, pues la OMS ( organización mundial de la salud cuyas recomendaciones son seguidas por todos los países desarrollados) aconseja vacunar a los niños... 

No obstante, cuando esta generación de criaturas llegue a los 10-12 años dependiendo de la Comunidad Autónoma en las que viva sí que se les podrá vacunar, o sea, dentro de una década. ¿Pero no habíamos quedado en que se sobrevacunaba? ¿A qué viene esta contrariedad? Nadie lo sabe, pero lo cierto es que a esa edad, el 85% de los niños ya habrá pasado la enfermedad y no será necesario vacunarles.

Debido a que mi mujer es enfermera, puedo saber de primera mano que la varicela no es benigna como también ha querido vender el ministerio de sanidad. La varicela puede dar complicaciones hasta el punto en que en casos excepcionales puede llevar a la muerte a un infante completamente sano y esto es precisamente un caso muy mediático que ha ocurrido recientemente. Pero es que además las personas que han padecido de varicela pueden desarrollar a lo largo de los años otra enfermedad mucho más grave, el herpes zóster cuyas consecuencias pueden ser tan variopintas como ceguera, glaucomas, infartos de miocardio, parálisis nerviosas y un largo etcétera.

Cabe destacar que la oposición en bloque, como la asociación española de pediatras y diferentes colectivos médicos están completamente en contra de esta desconcertante decisión. 

En nuestro caso, podemos y debemos permitirnos el esfuerzo económico de ir a Portugal, Navarra o Andorra y comprar la vacuna para proteger a nuestro hijo, pero de verdad, no puedo irme a la cama sin volver a mentar a todos estos desgraciados soplapollas que me prohíben decidir como cuidar de la salud de mi propio hijo aún cuando todo el mundo, incluida la OMS admite el error que están cometiendo.

¡Gracias queridos hijos de puta!

3 comentarios:

  1. No puedo estar más de acuerdo con tus palabras.
    No soy padre, así que no me toca muy de cerca, pero aún así no veo lógico que si tenemos los medios para evitar o al menos controlar ciertas enfermedades, venga algún iluminado y no nos permita hacerlo.
    Hay varios movimientos antivacunas de los que he oído y leído últimamente. No entiendo como la gente puede ser tan cabezona... en fin.

    ResponderEliminar
  2. Yo pasé la varicela en la guardería, por lo de siempre: la pilla uno, la pillamos todos. Apenas tengo recuerdos, salvo de estar en la cama girando cual cocreta y llorándole a mi madre los picores que sentía, como además haberme dejado marcas para toda la vida porque las costras se cayeran antes de tiempo (una muy visible y grande en la frente). Al haberla pasado ya de niña no era necesario vacunarme y yo estoy muy bien, sin embargo tampoco entiendo la medida esta. O sea, se prohíbe en todas partes menos en la CA de Navarra y las ciudades de Ceuta y Melilla ¿qué pasa, que ahí no se sobrevacuna? Porque aunque a nivel de Gobierno se mande algo y luego se decida a nivel autonómico, me parece un tanto absurdo que en unos sitios sí y en otros no... o sea, o todos o ninguno. Yo si fuera tú y teniendo en cuenta que mi mujer es enfermera, mayor razón para irme a un sitio de esos y que le pusiera ella la vacuna, y todos tan tranquilos. Seguro que ellos también vacunan a sus hijos de esa manera y si no, al tiempo...

    ResponderEliminar
  3. Yo también pasé la varicela y casualmente también tengo un hoyuelo en toda la frente aunque solo se ve si frunzo el ceño.

    Me imagino que los motivos verdaderos por los que se ha tomado esta decisión son los mismos que los de prohibir tajantemente el aborto; contentar a ciertos sectores ultraconservadores del opus que financian al partido.

    Ais... manda huevos...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...