sábado, 15 de febrero de 2014

OUTLAST. O como convertir tu culo en una fábrica de chocolate


Probablemente ya hayáis escuchado o leído alguna de las bondades de Outlast, yo vengo a reafirmarlas y a expresar mi opinión después de habérmelo pasado. Que sepáis que este juego puede describirse con solo dos palabras; opresión y sobresalto.

Después de haber visto como los principales iconos del terror de los videojuegos, ya sea Resident Evil o Silent Hill han ido alejándose de su género, es sumamente agradable y esperanzador ver que pueden llegar nuevas licencias que suplan ese vacío. Es más, tengo que reconocer que la última vez que un juego me lo hizo pasar tan mal fue el primer Project Zero.

Outlast viene de la mano de un estudio independiente, Red Barrels, pero cuyos integrantes han sido programadores de alto standing en Ubisoft y Naugthy Dog. Por ello podemos encontrar una grandísima profesionalidad a la hora de desarrollar el videojuego pero con la bendición de no tener ataduras artísticas al no tener que rendir cuentas ante nadie.

El juego nos pone en la piel de un periodista que decide investigar un manicomio después de haber recibido un soplo de que allí están ocurriendo todo tipo de ilegalidades con los pacientes. El protagonista llamado Miles, portará un único objeto; una cámara de vídeo para poder documentar todo lo que allí vea.

Nada más llegar al recinto descubriremos que está inusualmente deshabitado, sin signos de que haya nadie trabajando allí, por lo que deberemos colarnos por una ventana abierta para terminar descubriendo que nos hemos internado en un infierno donde la locura, las vísceras y la muerte son la norma del lugar.

Inmersos en una ambientación totalmente opresora, veremos como los únicos supervivientes del lugar son los denominados "hombres rotos" o "Variantes", gente totalmente loca y mutilada que adorna los pasillos y habitaciones. El problema vendrá cuando muchos de estos dementes intenten atacarnos y matarnos. Nuestro reportero no tiene armas y no es un luchador, por lo que nuestra única manera de sobrevivir será correr para escondernos debajo de camas o escritorios, armarios, conductos y en rincones oscuros para pasar desapercibido. Además, por nuestra propia integridad, deberemos andarnos con cuidado, andando despacio para no hacer ruido y asomándonos lentamente por las esquinas. Durante todo el juego sentiremos el presagio de una muerte cercana, por lo que tendremos el corazón en un puño. Por supuesto, los sustos y sobresaltos serán una constante.

Para comprender el que está ocurriendo en el psiquiátrico tendremos que hacer tres cosas; recoger documentos, escuchar lo que nos dicen algunos internos y sobretodo tener siempre la cámara de video activada. Así se nos presentará un argumento interesante y más profundo de lo que pueda parecer en un principio.

Recomiendo Outlast a todo amante del terror y si algo lamento del juego es que dura apenas seis horas. Pero por el precio que tiene, menos de 20 €, merece totalmente la pena vivir esas pocas horas, pero intensas.

FICHA:

Género: Terror del güeno
Año: 2013
Idioma: Doblado al Inglés con subtítulos en Español
Desarrolladora: Red Barrells
Plataformas: PC Windows y PS4

1 comentario:

  1. A este le tengo muchas ganas desde que fue anunciado, y esta entrada tuya ha aumentado todavía más mi interés en él. En cualquier caso, esperaré a que esté algo más rebajado en Steam para hacerme con él, ya que además aún tengo pendiente el primer Amnesia que viene a ser del estilo...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...