miércoles, 29 de enero de 2014

SHUTTER ISLAND. La película. Un descenso hacia la locura.


Dirigida por Martin Scorsese y protagonizada por Leonardo DiCaprio, era difícil que ésta fuese una mala película y no lo ha sido, por supuesto. Basada en la novela de homónimo nombre nos encontramos ante una película agobiante, oscura y opresiva en la que la incertidumbre y la tragedia nos harán mella.

Desde ya os digo que la película es recomendadísima por lo que ofrece y por lo que nos hace sentir. Solo tengo buenas palabras para ella.

Siendo 1957, los agentes federales Teddy Daniels (DiCaprio) y Chuck Aule (Mark Ruffalo, el nuevo Hulk) van a una siniestra isla en la que se encuentra un centro psiquiátrico para delincuentes donde una de las pacientes ha desaparecido, suceso que deberán investigar y resolver.

Teddy arrastra varios traumas que le bloquearán continuamente la mente. Participó en la segunda guerra mundial y vio de primera mano la cara más atroz del holocausto judío y su mujer fue asesinada por un pirómano que quemó el bloque de apartamentos donde vivían. Si de por sí le cuesta centrarse por estos horribles recuerdos, se encuentra que en el centro psiquiátrico la colaboración para que pueda investigar la desaparición de la paciente es casi nula y los pocos que lo hacen lo mienten descaradamente. 


No quiero desvelar más argumento porque esta película merece ser vista sin conocer nada sobre ella, incluso os recomendaría no ver el trailer si tenéis la convicción de verla.

DiCaprio hace un gran papel, como siempre, y nos hará partícipes de el descenso hacia el infierno que vivirá en este impresionante thriller psicológico.

Tal y como pasó en la película de Origen, el director nos mostrará un final autoconclusivo que deberemos de interpretar, ¿o no? Pues de ello voy a hablaros a continuación, así que avisados estáis, ahora llegan los SPOILERS:

Mi mujer y varios amigos que han visto la película llegaron a la conclusión de que Teddy no se había curado con el novedoso método del doctor Cawley. Me imagino que como ellos, muchos de vosotros pensasteis lo mismo. Pues yo no vi eso.

Teddy, o mejor dicho Andrew, realmente se curó y recordó por fin que su mujer estaba loca, que ella ahogó a sus hijos y qué él la mató por ello. Es más, nada más curarse, Andrew reconoce que su mujer presentaba indicios de locura, pero debido a su problema con el alcoholismo y su trabajo, nunca la prestó la suficiente atención como para tomar medidas, por lo que él se siente plenamente culpable de la muerte de los cuatro.

Así, en la parte final de la película, cuando Andrew está sentado en los escalones con el doctor Shian, se hace el loco para que éste avise a sus compañeros y le hagan una lobotomía porque así olvidará el horrible pasado que el mismo provocó. Además, justo antes de irse voluntariamente con los médicos, Andrew dice: "Qué es mejor, vivir como un monstruo o morir como un hombre bueno". Lo cual es una alusión a su drama personal; vivir siendo el monstruo que mató a su mujer e hijos o dejarse hacer la lobotomía para morir como persona cuerda y hacerse bueno.

Si interpretáis el final como yo, veréis que resulta muchísimo más trágico e impactante para el film. FIN DE SPOILERS

FICHA:

Género: Suspense y Thriller psicológico
Director: Martin Scorsese
Actores: Leonardo DiCaprio, Chuck Aule, Ben Kingsley
Año: 2010



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...